TAMBIÉN SE INCREMENTÓ EL SUBSIDIO QUE OTORGA EL PROGRAMA Nuevo Procrear: se actualizaron los montos para adquirir la casa propia


El Nuevo Plan Procrear comenzó oficialmente su segunda etapa a mediados de 2016 y desde entonces hubo tres inscripciones. La última cerró el 31 de marzo y aún no están los resultados; pero mientras tanto, para los que resultaron beneficiados en la primera y la segunda, desde el 2 de mayo se actualizaron los montos para adquirir la casa propia y también el subsidio que otorga el programa.
Esta adecuación se aplica de manera automática a todos los seleccionados que aún no hayan escriturado. Los nuevos montos del subsidio para familias con hijos menores de 25 años a cargo es de 400.000 pesos para viviendas de un valor menor o igual a 1.200.000 pesos (antes era de 300.000 pesos y un toque de un millón de pesos); y será de 300.000 pesos para viviendas de un valor mayor a 1.200.000 pesos y menor o igual a 1.650.000 pesos (antes era de 200.000 pesos y el techo llegaba a 1.500.000 pesos).

Ahorro mínimo requerido

Mientras que para las familias sin hijos será de 300.000 pesos para viviendas de un valor menor o igual a 1.200.000 pesos y de 200.000 pesos para viviendas de un valor mayor a 1.200.000 pesos y menor o igual a 1.650.000 pesos. Además, el ahorro mínimo requerido es ahora del 10 por ciento.
Vale recordar que el Procrear Solución Casa Propia es un programa federal que combina bonificación del Estado de hasta 400.000 pesos, el ahorro familiar (que debe ser el 10 por ciento del valor de la propiedad) y un crédito hipotecario bancario en un esquema de cooperación mutua. Brinda cuotas iniciales bajas y plazos de pago de hasta 20 años para la compra de una vivienda nueva o usada de hasta 1.650.000 pesos.
El Nuevo Plan Procrear comenzó oficialmente su segunda etapa a mediados de 2016 y desde entonces hubo tres inscripciones. La última cerró el 31 de marzo y aún no están los resultados; pero mientras tanto, para los que resultaron beneficiados en la primera y la segunda, desde el 2 de mayo se actualizarán los montos para adquirir la casa propia y también el subsidio que otorga el programa.

Elevaron los topes

Otra razón es la porción subsidiada del préstamo. En algunos casos, hasta el 40 por ciento del préstamo directamente no se devolverá. Esto ya lo había dispuesto el macrismo el año pasado, pero ahora elevó los topes. De 200 mil a 400 mil pesos no tendrán que devolverse, dependiendo de si el solicitante tiene hijos o personas con discapacidad a cargo o no y del valor de la vivienda que quiere comprar o construir (cuanto más cara, menos subsidio).
Asimismo es que, como ya sucedía desde el año pasado, se pueden comprar viviendas usadas, lo que tiende a facilitar las cosas porque se pueden adquirir unidades más baratas, al no tener que ser necesariamente viviendas nuevas (autoconstruidas o compradas).

Más bancos

El Banco Hipotecario ya había dejado de ser el único operador del sistema, lo que supone ampliar la competencia. Y sobre las espaldas del Banco Nación se carga la responsabilidad de financiar a tasas muy bajas (3,5 por ciento) la parte de la casa no subsidiada, que se compra con el crédito. Son a 30 años y se supone que, por una vivienda de un millón de pesos, entre la baja tasa y el subsidio, la cuota sería, hoy, de 2.500 pesos. La actualización del capital con la inflación va aparte y se rige por el UVA, una unidad de ajuste diseñada por el Banco Central que, básicamente, está atada a la evolución de los salarios.
Otro punto, que también ya había sido introducido por el macrismo y que ahora se mantiene, es que, en lugar de hacerse un sorteo, como sucedía antes, los beneficiarios del crédito subsidiado serán seleccionados con base en sus características socioeconómicas. Quienes se inscriban recibirán un puntaje para evaluar sus condiciones de vida y sobre eso, y no el azar, obtendrán el beneficio.

Ajustados por inflación

Los créditos para la vivienda actualizados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), anunciados en abril y lanzados en mayo del año pasado, “tienen como principal ventaja la facilidad de acceso, ya que la cuota es similar al valor de un alquiler y siempre se mantiene como una porción más estable de los ingresos del grupo familiar”, según el BCRA.
Las UVAs, que se ajustan diariamente con el Índice de Precios al Consumidor, son el mecanismo utilizado por el Plan Procrear para la actualización de sus préstamos para la vivienda con subsidio oficial.

Los requisitos

El Procrear para construir se compone de un crédito hipotecario UVA, que ajusta su capital por inflación, y un subsidio del Estado. Pueden inscribirse las familias con ingresos de entre dos y cuatro veces el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM). Es decir, podrán acceder al Procrear aquellos que ganen entre 16.120 y 32.240 pesos netos. El préstamo es para primera vivienda: no serán considerados quienes tengan edificaciones a su nombre.
El terreno debe estar escriturado o ser escriturable. Tiene que ser propiedad de la familia que construirá o de un familiar directo. Una pareja puede construir en el terreno que esté a nombre del padre o la madre de uno de ellos.
El total de la obra no puede superar los 1,1 millón de pesos y el aporte estatal no reembolsable será de hasta $ 400 000. La familia tiene que gestionar un préstamo por los $ 700 000 restantes con uno de los cuatro bancos que participan del programa: el Nación, el Provincia, el Banco de Córdoba y el Hipotecario. La edificación máxima es de 80 metros cuadrados.
El Estado asignará los créditos disponibles mediante un sistema de puntos. Las familias con mayor puntaje accederán al beneficio y tendrán dos meses para gestionar su préstamo en el banco que elijan entre los que están disponibles. Luego, tendrán otros 90 días para presentar los planos de la construcción.

En Córdoba Capital

Avda. Colon 296 oficinas 21 y 22.
Cordoba Capital.

Teléfono:

(0351) 4247835

En La Calera

Jorge Luis Borges s/n°
Barrio La Estanzuela 2° etapa.
La Calera.

Teléfonos:

(03543) 402784
(03543) 402785